domingo

P. JOHN MAIN, O.S.B.


John Main (21 de enero 1926 - 30 de diciembre 1982) nació en Londres en 1926. Antes de ser monje benedictino se graduó en leyes y entró en el Servicio Diplomático Británico. Allí fue designado a Malasia, donde se unió al equipo del Gobernador.
En una ocasión fue enviado a visitar a un monje hindú local que dirigía un orfanato y un ashram en las afueras de Kuala Lampur. Este monje le enseñó una forma simple de meditación: el fiel recitado de un mantra durante dos períodos: antes y después del trabajo del día.  Retornó a Europa y poco después tomó los hábitos de monje benedictino en Londres. 

Pero su director de novicios lo instruyó para que dejara la meditación porque `no era una forma cristiana de rezar´.  Sin embargo, varios años después, a través de la lectura de los monjes cristianos primitivos, las Madres y los Padres del desierto y en particular las Conferencias de Juan Casiano, fue conducido nuevamente al camino. Descubrió la tradición cristiana de la palabra sagrada y continuó hasta enseñarla dentro del rico contexto de la Escritura y la teología cristiana.                                                                               

Se dio cuenta que en esta simple y antigua tradición de oración, personas de todos los sectores de la vida, podrían encontrar una disciplina espiritual diaria que se adaptara a sus vidas ordinarias. Y sentía que el encuentro de las grandes religiones del mundo sólo podría consumarse si los miembros de cada tradición se acercaran unos a otros desde la profundidad de esta experiencia espiritual, que se enseñaba dentro de sus propias tradiciones.

La meditación, pensaba, es una forma de autoconocimiento y autoaceptación. Y estos son los primeros pasos hacia el conocimiento de Dios. Pero no es primariamente un conocimiento intelectual, ya que éste es alcanzado a través de una profunda quietud armoniosa en el cuerpo y en la mente. El mismo cuerpo forma parte del camino hacia Dios. No es una jornada aislada o solitaria. La soledad de la meditación nos despierta a una profunda interdependencia (interconexión) con las demás personas y, entonces, nace la comunidad. John Main vislumbró a la iglesia del futuro como una comunidad. La renovación espiritual del cristianismo es el próximo gran paso en su cambio de la identidad medieval a la moderna.


En Montreal, Canadá, comenzó a armar los primeros grupos de Meditación Cristiana de laicos.


Murió en 1982, pero su enseñanza se ha difundido por todo el mundo. Su trabajo es continuado hoy por la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana.


En su memoria y para conocer sus enseñanzas, así como para alimentar nuestro camino contemplativo de la meditación cristiana, podemos leer en castellano algunos de sus escritos ya traducidos: De la palabra al silencio, Silencio y quietud para cada día del año o Anhelo de profundidad y sentido (los tres, de Editorial Bonum, Argentina) y El camino de la meditación de Momento de Cristo (Editorial Convivium, Miami, Estados Unidos).


MENSAJES DEL P. LAURENCE FREEMAN OSB CON MOTIVO DE LOS ANIVERSARIOS 33, 30 Y 25 DE LA PARTIDA DEL P. JOHN MAIN OSB 

P. John Main OSB
        
                             
Nuevo Aniversario de John Main: 30 de diciembre 2015 

Son 33 años desde que pasó John Main de este mundo a la luz. Durante estos años ha sido maravilloso ver su visión confirmada y su enseñanza tocando los corazones y las vidas de personas en todo el mundo - una enseñanza que no está limitada por la raza, el idioma, la edad, el género o incluso el credo. Esto solo puede deberse a que se trata de una enseñanza sobre la oración que armoniza directamente con el misterio de Cristo, en quien no hay judío ni griego, esclavo o libre, hombre o mujer... 



Es decir, es un misterio en el que nuestras diferencias se transforman en aspectos de una única unidad más grande e inclusiva.  

Hoy nuestra comunidad reflexiona sobre la gracia de John Main a la Iglesia y al mundo. Reflexionamos también en nuestras propias formas de desarrollo de su visión y su legado, variadas pero unificadas. Que este día sea bendecido por un sentimiento de admiración, gratitud y presencia.

John Main OSB (21 enero 1926 - 30 diciembre 1982)
En los últimos días de su vida, cuando meditaba con él o simplemente me sentaba junto a su cama, me di cuenta de que ya había pasado con eficacia al estado de oración continua, que según dijo es el objetivo y el significado de todo tipo de oración. En algunas de estas últimas ocasiones, cuando oré con él, me hice poderosamente consciente de la existencia de esta más profunda, no dual dimensión de la conciencia espiritual. Aquí, en completo silencio y quietud, perfectamente carente de deseo o de miedo, puede efectuarse una gran comunicación, una transmisión que es real y verdadera, y que, incluso, como ocurre a la vez en el tiempo y fuera de tiempo, no perturba la quietud ni rompe el silencio.

Otro más importante aspecto de la oración con John Main para mí fue aprender a reconocer a Jesús. Me había criado en la fe cristiana, pero cuando entré en el cuestionamiento y la fase de auto-descubrimiento de la vida, el sistema de creencias en torno a esta fe comenzó a disolverse. Jesús se convirtió en un enigma cada vez más distante. El énfasis del Padre John de profundizar en la experiencia que la meditación abre a través de la quietud y el silencio, me permitió sumergirme de lleno en la gran pregunta de Jesús: «¿Quién dicen ustedes que soy yo?» Orar con John Main reavivó la cuestión de la fe en un nivel mucho más profundo de auto-conocimiento de lo que nunca había sido antes. En el espíritu libre y vitalizante de John Main y en su profunda fe y amor por Jesús comencé a ver lo que podría significar la gran pregunta. Yo había conocido a Jesús en él.

Laurence Freeman OSB, diciembre 2015


                                     ********

En memoria de John Main OSB (+ 30 de diciembre 1982)

Raimon Panikkar dijo una vez de John Main, que murió hace treinta años, el 30 de diciembre de 1982:
John Main armonizó lo que aprendió de Oriente y de Occidente. En todos los descubrimientos hay una nueva creación. Main no era complicado - era un símbolo para todos nosotros. En esto era un auténtico genio.

Durante mi retiro de Navidad y Año Nuevo en la Isla de Bere estoy pasando una parte del día editando una serie de charlas cortas sobre la meditación del P. John que aún no han sido publicadas en forma de libro. En la preparación para la re-edición de sus discursos recogidos en CDs y en línea el próximo mes, nos encantó encontrar estas conversaciones. Estarán disponibles a finales de este año en un nuevo libro que se llamará "En el principio".
Lo extraordinario, he sentido, es que estas charlas dadas a los nuevos meditadores tienen la misma fuerza y ​​profundidad que sus enseñanzas más avanzadas. Este debe ser un signo de la profunda sencillez de la que Raimon Panikkar habla.

Nunca puede ser medido el impacto de esta profundidad simple en muchos trayectos individuales de vida. Pocas denominaciones cristianas, además, no han sentido la influencia de su reafirmación de la dimensión contemplativa del Evangelio y de la vida cristiana. En este día en que recordamos el don permanente y en expansión de su vida, dejemos que este sentimiento de gratitud y reverencia nos guíe en el silencio de nuestro tiempo de meditación. Que el genio de la simplicidad toque todos los días durante el próximo año. 

Laurence Freeman OSB, 30 de diciembre de 2012

                                                              **********
                                  
Homilía del 25 aniversario 

John Main entendió proféticamente las necesidades y la crisis del cristianismo moderno - cómo necesita hundirse en sus raíces contemplativas con el fin de diversificarse hacia el exterior, al mundo - un mundo que cambia tan rápidamente que incluso la velocidad del cambio ya ha dislocado y desarraigado de su cultura y de su fe a varias generaciones. 

Él era un hombre de la tradición, pero entiende la tradición en términos de raíces, por lo que fue de hecho una figura religiosa revolucionaria radical de nuestro tiempo. Leyó los signos de los tiempos, como un hijo del gran Concilio. Y vio que las viejas formas y estructuras necesitan ser valientemente revisadas y ajustadas a la espiritualidad de la nueva etapa de la conciencia humana a la que estamos entrando.  

Para él, como para los monjes del desierto de los que había aprendido, esto significaba volver a descubrir el poder de la oración como una forma de transformación interior personal. Significó ver que toda oración conduce a la contemplación en el amor, como el fin último de la vida humana. 

Damos gracias a Dios por lo que nos ha llegado a nosotros a través de John Main y de todo lo que sigue fluyendo en la renovación de la Iglesia y el mundo a través de él y de su conocimiento personal de Cristo. 

Laurence Freeman OSB, 30 de diciembre 2007

2 comentarios:

Gabriel Mércuri dijo...

Seguimos descubriendo videos!!!! En

http://www.conviviumpress.com/es/authors/27/viewvideo/61/Video%201:%20El%20silencio%20y%20la%20meditación

pueden ver un video corto de Laurence Freeman en Inglés y en Español comentando el contenido de "El Camino de la Meditación, Momento de Cristo", una de las obras principales de John Main osb.

MARANATHA!!!!!!

Gabriel

MEDITACIÓN CRISTIANA GRUPOS EN ARGENTINA. dijo...

Gabriel:
una vez más, muchas gracias por compartir con otros meditadores tus descubrimientos de videos de M.C.!
Paz y bendiciones
Meditación Cristiana Argentina